Misioneros del amor.

 

Como vistéis en nuestra noticia del día 19 de octubre, los niños y niñas de Infantil hemos recibido una carta de un amigo muy especial: Lauri, un misionero que está en Albania. Lauri nos ha pedido ayuda para hacer una revolución: la revolución del amor. Durante toda la semana hemos estado pensando qué cosas podemos hacer cada uno/a de nosotros/as para empapar de amor a los demás y nos hemos dado cuenta de que nosotros/as también podemos ser grandes misioneros y misioneras del amor y que con muchas pequeñas gotitas podemos empapar al mundo del amor de Jesús.