Un misionero amigo nos envía desde Albania un mensaje para que conozcamos la misión de los/as misioneros/as en el mundo.

El padre Laureano es uno de esos "Misioneros de la misericordia" que están presentes en todo el mundo. Ha cruzado Europa para acompañar a los católicos en Albania y allí intenta hacer lo que Dios le ha pedido: empapar de amor a todo el mundo. 

Nos envía a nosotros, los miembros de la comunidad educativa de las Irlandesas, un mensaje desde Albania para explicarnos por qué dejo su casa, recorrió 3.256 km y se convirtió en misionero.