El pasado miércoles 21, nos reunimos toda la comunidad educativa con el alumnado de 4ºESO para celebrar una Eucaristía de despedida, donde agradecimos a Dios nuestro recorrido por el colegio

 

 

Muchos de ellos llevan aquí toda la vida, y durante este camino se unieron más compañeros. Juntos ahora, forman parte de la gran familia de Mary Ward.

La alegría por cada día que han compartido sonrisas con sus compañeros y profesores, la justicia que les define como verdaderos seguidores de Jesús. La verdad, la cual debería de ser el verdadero motor del mundo y la libertad de escoger el camino de Dios son los valores que han aprendido durante todos estos años y que serán fundamentales en sus vidas.

 

Por todo esto dimos gracias y celebramos la que será su última Eucaristía como alumnos de este centro, lugar donde empezó su amor hacia Dios y hacia la Virgen María.

 

En esta Celebración también recibieron la medalla de Maria como símbolo de su amor a la Virgen y compromiso con los valores de Maria Ward.

 

 

¡Hasta siempre, chicos y chicas, adelante con vuestra misión como jóvenes cristianos!