Orígenes

Historia de la congregación

El Instituto de la Bienaventurada Virgen María fue fundado en 1609 por Mary Ward, una joven inglesa que, a pesar de las dificultades y de la persecución sufrida por los cristianos en su país, supo sacar adelante la congregación. Una congregación diferente, libre de clausura y que diera respuesta a las necesidades acuciantes de su época. Siguieron el patrón de la Compañía de Jesús, se estableció autónoma e independiente del poder de los obispos y obedecía directamente al Papa.

Pero no era una época fácil y pocos años después de fundada, la congregación perdió el favor del Papa, fue clausurada y Mary Ward encarcelada. Durante años, las seguidoras de Mary Ward mantuvieron el Instituto en la clandestinidad, hasta recuperar el apoyo papal. Tras su muerte, el carisma de Mary Ward sigue vivo a día de hoy en todos y cada uno de los miembros que el Instituto de la Bienaventurada Virgen María tiene repartidos alrededor del mundo.

Llegada a España

"Hasta que no llegues al cielo no sabrás lo bonita que es España". Patio del Centro en Castilleja de la CuestaCon estas palabras logró convencer la gaditana Conception López, religiosa del IBVM, a la entonces superior, Teresa Ball, de la importancia de extenderse por nuestro país. En 1845 se envió un grupo de religiosas a Gibraltar y, desde allí, organizaron un colegio en Cádiz a petición de un grupo de padres. Pero la cambiante historia del siglo XIX español las obligaría a abandonar España diez años después, siendo continuada su labor por seglares.

La vuelta a España, esta vez definitiva, se produce en 1888, de la mano de M. Stanislaus Murphy. Al quedarse pequeño el colegio, se mudan a la sevillana localidad de Castilleja de la Cuesta. Años más tarde se establecerá en Sevilla el primer colegio mixto de la ciudad, en 1907.

Fue en 1904 cuando el Instituto se expandió  a otros lugares de España: ese año tuvo lugar la primera fundación en Zalla (Vizcaya) y en Madrid.

Colegio ZallaHoy en día, el Instituto sigue teniendo presencia en Madrid, Vizcaya y Sevilla.